Aquí van 5 consejos para las pequeñas empresas:

 

1-    La creatividad


En el momento de diseñar el empaque no debes tener miedo a ser creativo,  ya que esto puede ser lo que te diferencie de tus competidores. El diseño del packaging debe dejar claro que su interior contiene algo de calidad.

 

2-    La función

 
El packaging es la presentación de tu producto, por lo que debe ofrecer toda la información necesaria respecto al mismo y responder a las necesidades de las personas a quienes va dirigido.

 

3-    Si el producto es bonito,  que se vea


Si tu producto es visualmente atractivo podemos mostrárselo a los clientes en su totalidad o dejarles ver una parte de su contenido.


4-     Cuida los detalles gráficos


Es imprescindible cuidar todos los elementos visuales que aparecen en el packaging, ya que suponen un recurso más para llamar la atención del consumidor.


5-    Estudia la posibilidad de usar otros materiales


Hoy en día existe una gran variedad de materiales para que todo lo que rodea a tu producto sea más resistente y cuente con un mejor diseño. Contempla todas estas posibilidades para conseguir el packaging perfecto para ti a un precio más económico.